Bibliofagia

Poecraft Hyde

En esta segunda entrega de Bibliopatías, tenemos una muy particular, la bibliofagia, veamos:

– – –

Muchos somos o conocemos a devoradores de libros, es decir, personas que leen mucho, y eso está bien (siempre y cuando no interfiera en la vida social, familiar, laboral, etcétera), pero, y si tomamos literalmente el concepto «devorador», ahí tenemos a nuestros bibliófagos.

Simplemente, y haciendo a un lado el sentido metafórico de la expresión «devorador de libros», en sentido estricto, ser bibliófago implica comerse de verdad los libros, ingerirlos. Si bien la bibliofagia (comer papel en forma de libro) es algo muy raro de verse, ya que la celulosa que compone el papel es imposible de digerir por los seres humanos, está presente incluso en textos bíblicos, particularmente en Ezequiel 2:8 a 3:6 y en el Apocalípsis:

Mas tú, hijo de hombre, oye lo que yo te hablo; no seas rebelde como la casa…

Ver la entrada original 296 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Divagaciones del polo norte

Blog de literatura y otros menesteres inútiles.

Jorge Segado

Acompañamiento ejecutivo, directivo y empresarial

ABC Colombia Blog

La realidad no es aquel hecho bruto, inmóvil, que permanece indiferente frente a nuestra propia imposición de reglas y perspectivas

Aguantapapel

Contenido levemente aleatorio.

sakrodesign

El BLOG del fractal y el diseño!

Revista Narcoléptica

4 de cada 5 políticos no recomiendan este blog.

A %d blogueros les gusta esto: